Untitled Document
Frente al mar...

Un chapuzón en sus tibias aguas, un baño de sol y la visita de los delfines. Nadar por las noches entre la luna y la fluorescencia marina, o dormir arrullado por el mar.

Una experiencia para compartir…
El animarse a jugar, a volver a ser niños y disfrutar de la naturaleza en su estado mas puro.

Creamos esta nueva casa de razgos sencillos como homenaje a la simpleza al respeto por la naturaleza y a la cultura azoriana que los pescadores del lugar nos enseñaron a apreciar.